Fecha de Jueves Santo

Fecha de Jueves Santo

La festividad de Jueves Santo es la conmemoración de la Última Cena de Jesucristo. En este sagrado evento se estableció el sacramento de la Santa Comunión justo antes de su arresto y crucifixión. En la celebración cristiana, también se conmemora la institución del sacerdocio. Este día santo cae el jueves antes de Pascua y es parte de la Semana Santa.

La última cena que se conmemora fue la comida final que Jesús compartió con sus discípulos en Jerusalén. La celebración central del Jueves Santo es la recreación ritual de esta Última Cena en la Misa, aunque este evento forma parte de la Liturgia de la Eucaristía y se celebra en cada Misa, el Jueves Santo se realiza con especialmente énfasis. Durante esta misa, los católicos creen con fe, que el pan sin levadura y el vino se transforman en el cuerpo y la sangre de Jesucristo

Por otra parte, también en esta ocasión se establece el sacerdocio especial para los discípulos. Aquí cristo lavó los pies de sus discípulos, quienes serían los primeros sacerdotes. Dentro de la Misa del Jueves Santo se representa con el sacerdote lavando los pies de varios feligreses.

De esta forma cada año, la comunidad cristiana celebra la época de Semana Santa y dentro de esta la festividad del Jueves Santo.

Jueves Santo 2019

La fecha del Jueves Santo no se mantiene fija cada año, de hecho varía de acuerdo a la fecha de inicio de la Semana Santa y la conmemoración de la Pasión, Muerte y Resurrección del Jesucristo que se realiza esta semana se realiza teniendo en cuenta las fases lunares.

De esta forma, el domingo posterior a la primera luna llena después del equinoccio de primavera en el hemisferio norte coincide con el domingo de Resurrección y el Jueves Santo entonces es el jueves anterior.

Esta importante fiesta para la comunidad católica y para nuestro país, se celebrará el jueves 18 del mes de abril del año en curso.

¿Cómo se conmemora la Semana Santa en España?

La celebración del Jueves Santo comienza muy temprano en la maña con la Misa vespertina. En esta reunión especial generalmente ocurre el ritual del lavado de pies y se lee la historia de la Última Cena del Señor que encontramos en los evangelios.

Durante toda la jornada del día la iglesia católica se concentra en la Institución de la Eucaristía y en el Orden Sagrado en la ceremonia de los Santos Oficios con la renovación de las promesas sacerdotales, la bendición de los óleos y la consagración del Santo Crisma.

Posteriormente, a partir de las tres de la tarde se da inicio al Triduo Pascual, que culmina con la celebración de la Pascua el siguiente domingo.

En algunos lugares de España la celebración se complementa con otras tradiciones locales. Un ejemplo de ello es la tamborada de Hellín, Albacete, durante esta fiesta más de 20.000 tambores suenas a la vez formando un sonido único, los tocan voluntarios con trajes típicos únicos para la ocasión. Este ritual comienza el Miércoles Santo, pero también resulta impresionante asistir el Jueves Santo donde los tambores repican toda la noche sin descanso.

Durante la procesión de Jueves Santo que se celebra en Verges, cinco personajes danzan macabramente al sonido de un tambor, conocida como la danza de la muerte, este evento es una recuerdo del terror y la muerte de la épocas de la peste negra.

Servicios durante el Jueves Santo

Dentro de los servicios oficiados el durante esta festividad, el lavado de los pies es un componente tradicional entre muchos grupos cristianos. En la Iglesia católica y en algunas iglesias anglicanas, la Misa de la Cena del Señor comienza como de costumbre, pero la Gloria está acompañada por el repique de campanas, que luego permanecen en silencio hasta la Vigilia Pascual.

Durante el oficio de este día el Santísimo Sacramento queda expuesto, al menos en la misa católica, hasta que la misa concluya con una procesión que lo lleva al lugar de la reposición.

En servicios antiguos o en el Misal Romano se realizaba la ceremonia, con el acompañamiento del Salmo 21/22. Esta práctica continúa en muchas iglesias anglicanas. En otras denominaciones cristianas, como la Iglesia Luterana o la Iglesia Metodista, también se produce el despojo del altar como preparación para el servicio del Viernes Santo.

Orígenes de la Semana Santa

Jueves Santo forma parte de la sagrada celebración de La Semana Santa. Durante estos días se conmemora la entrada triunfal de Jesús cristo a Jerusalén, el domingo de ramos, su Última Cena con sus discípulos, el Jueves Santo, su Pasión y Crucifixión, Viernes Santo, y su Resurrección, lo que corresponde a la Vigilia de Pascua y el domingo de pascua.

Los orígenes de la celebración de la Semana Santa tuvieron lugar en la ciudad de Jerusalén, y el registro más antiguo que tenemos de esta celebración es un diario de viaje del siglo IV, que llevó una mejor que había sido parte de una peregrinación a Jerusalén en el año 383.

Según este diario, la liturgia del Domingo de Ramos comenzaba con una procesión elaborada que comenzaba fuera de Jerusalén en el Monte de los Olivos. El obispo volvió a representar el papel de Jesús, mientras los niños agitaban ramas de palmeras mientras la procesión se abría paso por toda la ciudad.

La noche del jueves santo, después de la celebración de la Eucaristía en la tarde, los acontecimientos de la Pasión de Jesús se recrearon: su agonía en el Jardín de Getsemaní, su detención allí y su juicio ante Poncio Pilato.

Luego, el Viernes Santo se hacían cuatro horas de veneración de la cruz, comenzando justo antes del mediodía, seguida de una solemne Liturgia de la Palabra que concluía con una lectura de la Pasión según Juan.

La Vigilia Pascual comenzaba a media tarde el Sábado Santo, con la preparación final de los catecúmenos. Esa noche, mientras se bautizaban los catecúmenos, el resto de los fieles mantenían la vigilia. Tan pronto como los recién bautizados fueron llevados a la iglesia, comenzó la celebración de la Eucaristía de Pascua.

Esta celebración se fue extendiendo y desarrollando en todo el mundo cristiano a lo largo y ancho del planeta.