Día de la comunidad de Cantabria

Es común en España que cada comunidad autónoma haya escogido una fecha particular para conmemorar su día, escogencia que obedece a las más diversas razones, entre las cuales puede ser fecha de batallas, conmemoración de algún Santo o día de un hecho político importante.

El Día de la Comunidad, también denominado Día de las Instituciones de Cantabria, es celebrado cada 28 de julio, siendo un día de festividades en toda la comunidad. Esta fecha recuerda que fue el 28 de julio de 1778 cuando se convirtió en comunidad autónoma.

Algunas notas históricas

Inicialmente fue aprobada la constitución de la Provincia de Cantabria por parte de la Junta General de la Provincia de los Nueve Valles, la cual se reunió en la denominada Casa de Juntas de Puente San Miguel para dar origen a dicha Provincia que tuvo reconocimiento desde 1778 hasta 1801; para ese momento quedaron integrados la mayor parte de los municipios que conforman la región actual.

Es aceptado que la decisión de agrupar estos municipios tuvo su origen en el conocido Pleito de los Nueve Valles de las Asturias de Santillana que durante el siglo XVI lograron independizarse y fueron semilla para que algunas regiones de Cantabria que tenían objetivos comunes buscaran unificarse. A partir de 1801 sucedieron diferentes hechos administrativos de carácter histórico que condujeron al cese de Cantabria como provincia y fue transformándose en lo que hoy se conoce como comunidad autónoma.

Diversidades en torno al Día de Cantabria

El Día de las Instituciones, es decir el 28 de julio en remembranza al día cuando se aprobaron las ordenanzas de Cantabria, es el más aceptado como día oficial de la comunidad; sin embargo, las costumbres y las adaptaciones de la población a distintas celebraciones, han hecho que se señalen también otras fechas alusivas al Día de Cantabria y que se celebran con variadas festividades.

Así se tiene el conocido Día de la Montaña que para muchos es considerado como el día oficial de Cantabria; se celebra cada segundo domingo de agosto en la región conocida como el Cabezón de la Sal.

Para otros, el día de Cantabria es el 15 de septiembre, cuando se realizan las festividades de la Virgen de la Bien Aparecida.

Finalmente, de manera muy regionalista en la Península de Magdalena en Santander, durante los primeros días del mes de junio conmemoran el día de Cantabria y lo hacen con actividades dedicadas a los niños, llamándolo Día Infantil de Cantabria.

Acerca del Día de la Montaña

Este día, segundo domingo de agosto, no es reconocido por la Comunidad Autónomo como día oficial de Cantabria; sin embargo, es un día de gran entusiasmo donde se ponen en evidencia las tradiciones y las costumbres de la comunidad. Ésta llena las calles principales para participar u observar manifestaciones típicas, actividades deportivas, exposiciones de productos agrícolas y de artesanía, desfiles alusivos a la fecha, sin faltar la presencia de danzas y grupos musicales.

La alta participación del pueblo en esta fecha es tan significativa que desde 1972 es tenida como una festividad de interés turístico nacional.

Celebración del Día de la Virgen de la Bien Aparecida

Según la tradición esta Virgen apareció en una ermita en el año 1605 y es la patrona de la comunidad autónoma de Cantabria. La festividad central tiene su lugar en el santuario de Hoz de Marrón en Ampuerto, donde se celebra una misa solemne, a la cual asisten las autoridades de la comunidad autónoma. El patronazgo de la Virgen de la Bien Aparecida surgió como un acto democrático donde participó la población expresando mediante escritos el deseo unánime de proclamarla patrona de Cantabria.

Celebración del día de la comunidad de Cantabria

En el conocido Puente San Miguel se centran las festividades que se realizan el 28 de julio como reconocimiento al Días de las Instituciones de Cantabria como homenaje a la fecha cuando se originó en 1778, la provincia de Cantabria en asamblea reunida en la Casa de Juntas de dicha región.

Desde días precedentes al 28 de julio se organizan desfiles de carrozas, bailes tradicionales y conciertos, actividades que alcanzan su mayor auge el propio 28 de julio. Ese día se pronuncian discursos en las instituciones gubernamentales por medio de los cuales se le da realce a las características que identifican a la comunidad.

En algunas oportunidades se realiza el conocido homenaje a las banderas, donde la población portando trajes típicos de las diferentes comunidades autónomas de España, izan las bandera de cada una de ellas; esto en señal de solidaridad compartida para con todas las demás comunidades autónomas.

Aun cuando el día de la Patrona de Cantabria es el 15 de septiembre, es costumbre también llevar su imagen en procesión durante las celebraciones del 28 de julio. En esa oportunidad van vestidos de blanco y portan castañuelas; mientras que las mujeres vestidas con amplias faldas hacen uso de panderetas y entonan cánticos en honor a la patrona, acompañados de grupos musicales y de danzas.

Particulares de la celebración

Generalmente la celebración se inicia a media mañana, caracterizándose por tener un importante ingrediente musical; al principio las bandas musicales tocan la “diana” que es la señal de inicio de la festividad. A partir de allí, los grupos musicales recorren las calles y no descansan de tocar hasta que no finalice la festividad. Al acercarse el mediodía se da inicio a la Feria de Artesanía y Cerámica con representación de todas las localidades de la comunidad, dándole mucha importancia al aspecto gastronómico.

Después de estar instalada dicha exposición, se hacen presentes las autoridades gubernamentales para realizar el denominado Acto de Confirmación de Cantabria, en el cual el Presidente del Ayuntamiento da inicio oficial a las celebraciones con un discurso relativo a la fecha y con el izado de la bandera de la Comunidad Autónoma.

La celebración busca dar renombre a las tradiciones y costumbres de la Comunidad Autónoma de Cantabria, con la finalidad de mantener y perpetuar la identidad del pueblo.