¿Qué se celebra el día de los veteranos?

El Día de los Veteranos es una festividad propia de los Estados Unidos que se celebra el 11 de noviembre de cada año. Inicialmente fue establecido para honrar a los ciudadanos que sirvieron en la Primera Guerra Mundial y se le llamó Día de Armisticio para evocar el aniversario del aniversario del acuerdo de armisticio, firmado en  1918 y que dio fin a las contiendas  entre los Aliadas y Alemania en la Primera Guerra Mundial.

Posteriormente cambió de denominación, recibiendo el nombre de Día de los Veteranos y que es diferente al Día de los Caídos, festejado el 31 de Mayo o el último lunes de ese mes y que se celebra en honor a hombres y mujeres muertos durante las guerras.

El Día de los Veteranos está dedicado a honrar a los militares vivos que han pertenecido al ejército y hubiesen participado en situaciones bélicas, aun cuando también se acostumbra recordar ese día a miembros de las fuerzas armadas estadounidenses, muertos en combate, efectuando honores en los cementerios militares de todo el país y de forma especial se hace en la Tumba de los soldados desconocidos, ubicada en el estado de Virginia, específicamente en el Cementerio Nacional de Arlington.

El Día de los Veteranos también es conmemorado en otros países como Canadá, Francia, Reino Unido y Australia.

Acerca de los veteranos

Por veteranos se entiende a todas aquellas personas que hayan formado parte de las fuerzas militares y se encuentren en situación de retiro o no activas, especialmente a los soldados sobrevivientes de cualquiera de las guerras en las que haya participado Estados Unidos, a quienes se les distingue como veteranos de guerra.

Estos últimos, es decir los veteranos de guerra, además de los honores de  los que son merecedores, tienen que tener la asistencia continua por parte del Estado debido a que, generalmente, son portadores de secuelas emocionales y físicas  a consecuencia de lo vivido durante una guerra. A la esfera emocional afectada, la más difícil de resolver, se le conoce como síndrome postraumático de los veteranos de guerra.

Razón de ser del día de los veteranos

Estados Unidos por su indiscutible papel de liderazgo mundial se ha visto involucrado en la mayoría de los conflictos bélicos de importancia que han sucedido a nivel internacional; razón ésta que ha llevado a que un alto porcentaje de su población se hay visto en la obligación patriótica de participar activamente en dichas contiendas. Lo anterior ha resultado en que prácticamente todo ciudadano estadounidense tenga en un familiar que haya estado en el acontecer de una guerra.

Es decir, que de manera directa o indirecta, todos se sienten identificados con el vivir en medio de un conflicto bélico y con el sentir las consecuencias del mismo. Esto hace que sea un día de mucha significación para todos y que todos desean y necesitan conmemorar ese día con entusiasmo y sentimiento.

Celebración del día de los veteranos

El Día de los Veteranos es un día festivo federal en Estados Unidos, establecido para rendir homenaje a quienes han prestado servicio en el Ejército de Estados Unidos. Su celebración coincide con el Día del Recuerdo, celebrado internacionalmente, o el Día del Armisticio que rememoran la finalización de la Primera Guerra Mundial. Con el transcurrir de los años y teniendo en consideración la elevada cantidad de combatientes participantes en otras guerras, se hizo justicia reconociendo y homenajeando también a estos contingentes.

El Día de los Veteranos encierra un alto contenido emocional porque involucra a todos los que expusieron su existencia para defender a la patria.

Precedentes de la celebración

El 11 de noviembre de 2019 se cumplieron 100 años de haberse instituido el Día del Armisticio, hecho que en 1919 fue ejecutado por el presidente Woodrow Wilson, una vez que Alemania y los Aliados firmaron el tratado que dio por terminada la Primera Guerra Mundial en 1918. En el año 1926 se aprobó que tal celebración tuviera lugar cada 11 de noviembre, pero no fue sino hasta 1938 cuando la festividad adquirió carácter oficial al ser aprobada por medio de un acta constitucional.

Después de haber terminado la Segunda Guerra Mundial, el veterano Raymon Weeks propuso que en el homenaje del Día del Armisticio fuesen incluidos todos los veteranos de todas las guerras, idea que fue aceptada y aprobada, responsabilizándose el General Dwight Eisenhower, de concretar tal sugerencia, La festividad en cuestión fue aprobada por el Congreso en el año 1954 y ese mismo año se le adjudicó el nombre de Día de los Veteranos, como se le conoce actualmente.

Particularidades de la festividad

La festividad está caracterizada por la realización preponderante de actividades cívicas en las cuales participan tanto civiles como militares. Se acostumbra hacer desfiles en todo el territorio de la nación, así como discursos a cargo de representantes del gobierno y de las autoridades de los regimientos militares.

Es costumbre llevar a las tumbas de veteranos fallecidos, ofrendas florales por parte de familiares y de diferentes organismos oficiales y particulares. En este sentido destaca el homenaje que se efectúa en el Cementerio de Arlington en Virginia, donde ante la tumba de los soldados desconocidos se cumplen dos minutos de silencio, seguidos de un toque de tambores y la colocación de una guirnalda roja.

En diversos lugares la bandera nacional es izada a media asta y  a las 11 de la mañana se dedica también dos minutos de silencio en reconocimiento a los veteranos.

Aun siendo un día festivo nacional las escuelas, las empresas privada y las oficinas gubernamentales estadales y locales no están obligadas a suspender actividades. Otra costumbre para ese día es que ciertas tiendas y algunos restaurantes promocionan ofertas especiales para miembros,  tanto veteranos como activos, de las Fuerzas Armadas.

Grupos de ayuda humanitaria ese día venden amapolas rojas artificiales hechas por veteranos discapacitados, con el fin de recolectar dinero para actividades benéficas. La amapola fue el símbolo de la Primera Guerra Mundial.

El Día de los Veteranos es una ocasión para honrar a los integrantes de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos por su patriotismo y por su  voluntad de servir y defender al país, sacrificando sus intereses particulares en aras del bien común.