Paso a la Inmortalidad del General Martín Miguel de Güemes

El 17 de junio de cada año  se conmemora en Argentina el paso a la Inmortalidad del general Martín Miguel de Güemes, quien fue un significativo militar y político argentino que participó enérgicamente en la guerra para la independencia de Argentina.

Güemes es calificado como  un héroe de la patria. Fue el principal organizador de la denominada Guerra Gaucha, gracias a sus habilidades tácticas, logró detener seis intentos de invasión de los ejércitos españoles.

Por ello, Martín Miguel de Güemes, se le considera un personaje distinguido en la lucha para la preservación del territorio argentino.

Desde 1999, la República Argentina instituyó el Día Nacional de la Libertad Latinoamericana por virtud de la Ley 25.173, en memoria del fallecimiento del General Martín Miguel de Güemes, quien fuera defensor de la frontera norte contra la invasión realista, lo que permitió al General San Martín encarar sus campañas de Chile y Perú.

El gobierno de Salta rinde honores el día de su muerte con actividades oficiales, ofrendas florales, conciertos de música. Las instituciones educativas participan en la jornada, se emprenden desfiles cívico-militares y se alzan las banderas en su honor.

En el Panteón de las Glorias del Norte ubicado en la Catedral Basílica de Salta, suele realizarse el minuto de silencio y se colocan ofrendas florales a los pies de su monumento. En dicho lugar reposan los restos del general gaucho. Pero sus ideales de libertad, su amor a la Patria y su temple interminable son el motor que impulsa a quienes lo llevan en su corazón y que cada vez que pronuncian su nombre le rinden emocionado homenaje al recordarlo.

 Martin Miguel de Güemes

En el seno de una gran familia noble y adinerada, nace en Salta – Argentina el general Martin Miguel de Güemes el 8 de febrero de 1785, es reconocido en la historia del país Argentino, debido a su destacada  actuación en la guerra de la independencia. Llamado el líder de la guerra Gaucha que freno el ataque español con sus bien planificadas tácticas guerrilleras.

Carrera Militar

Recibió sus estudios académicos en la ciudad de Buenos Aires, en el real colegio de San Carlos, en su  juventud, desde su adolescencia aproximadamente a sus 14 años de edad, ingreso a la carrera militar y tuvo participación  en la defensa de Argentina durante las invasiones inglesas.

Tuvo participación en numerosas batallas, una de las más conocidas fue la toma del “Justine”, un buque ingles que había encallado frente al puerto de Buenos Aires.

Comandando únicamente un pelotón de jinetes, obliga al navío británico a rendirse. Históricamente se considera esta batalla como la primera muestra de destreza en su acción militar. Para ese momento Güemes tenía sólo 15 años.

Se destacó como estratega en batallas de valiosa importancia histórica; como la de la Quebrada de Humahuaca, la batalla de Suipacha y la guerra de guerrillas o también llamada Guerra Gaucha, donde defendió heroicamente la capital del Virreinato del Rio de la Plata.

Tras la Revolución de Mayo, se concentró rápidamente al ejército patriota destinado al alto Perú y también formo parte de las tropas victoriosas en Suipacha. Regreso a Buenos Aires  y colaboro en el sitio de Montevideo.

En Argentina cada 17 de Junio, se recuerda al General Martin Miguel de Güemes en el aniversario de su fallecimiento. Gracias a su experiencia militar, pudo ponerse al frente de la resistencia a los realistas, organizando al pueblo de Salta y militarizando la provincia. El 15 de mayo de 1815 fue electo como gobernador de su provincia, cargo que ejerceria hasta 1820.

A fines de noviembre de 1815, luego de ser derrotado en Sipe, Rondeau intentaron quitarles 500 fusiles a los gauchos salteños. Güemes se negó terminantemente a desarmar a su provincia. El conflicto llegó a oídos del Director Supremo Álvarez Thomas quien decidió enviar una expedición al mando del coronel Domingo French para mediar en el conflicto y socorrer a las tropas varadas en el norte salteño a cargo de Rondeau, quién parecía más preocupado por escarmentar a Güemes y evitar el surgimiento de un nuevo Artigas en el Norte que por aunar fuerzas y preparar la resistencia frente al inminente avance español.

Finalmente, el 22 de marzo de 1816 se llegó a un acuerdo: Salta seguiría con sus métodos de guerra gaucha bajo la conducción de Güemes y brindaría auxilio a las tropas enviadas desde Buenos Aires.

El año 1821, fue intensamente duro para Güemes porque a la amenaza de un nuevo ataque español se sumaron los problemas derivados de la guerra civil. Güemes debía atender dos frentes militares: al Norte, los españoles; al Sur, el gobernador de Tucumán Bernabé Aráoz que, aliado a los terratenientes salteños, hostigaba permanentemente a Güemes, quién sería derrotado el 3 de abril de 1821.

El Cabildo de Salta, dominado por los sectores conservadores, aprovechó la ocasión para deponer a Güemes de su cargo de gobernador. Pero a fines de mayo Güemes irrumpió en la ciudad con sus gauchos y recuperó el poder. Todos esperaban graves represalias, pero el General, en un gesto pacificador, se limitó a aumentar los empréstitos forzosos a sus adversarios.

Estas divisiones internas debilitaron el poder de Güemes y facilitaron la penetración española en territorio norteño. Los sectores poderosos de Salta no dudaron en ofrecer su colaboración al enemigo para eliminar a Güemes.

A las órdenes del ejército español, el coronel José María Valdés, alias «Barbarucho», buen conocedor del terreno, avanzó con sus hombres y ocupó Salta el 7 de junio de 1821. Valdés contó con el apoyo de los terratenientes salteños, a los que les garantizó el respeto a sus propiedades.

 Muerte de Güemes

Güemes estaba refugiado en casa de su hermana Magdalena Güemes de Tejada, «Macacha». Al escuchar unos disparos, decidió escapar a caballo pero, en la huída, recibió un balazo en la espalda. Llegó gravemente herido a su campamento de Chamical con la intención de preparar la novena defensa de Salta. Reunió a sus oficiales y les transfirió el mando y dio las últimas indicaciones.

Murió el 17 de junio de 1821 en la Cañada de la Horqueta. El pueblo salteño concurrió en masa a su entierro en la Capilla de Chamical y el 22 de julio le brindó el mejor homenaje al jefe de la guerra gaucha: liderados por el coronel José Antonio Fernández Cornejo, los gauchos de Güemes derrotaron a «Barbarucho» Valdés y expulsaron para siempre a los españoles de Salta.

Ya sabes un poco más de este importante personaje y lo que significa para los argentinos, así que si quieres aprender un poco más ya sabes que el 17 de junio de cada año tienes la oportunidad de conmemorar este día junto a su pueblo.