Día del niño

Se ha hecho costumbre escoger un determinado día para dedicárselo de forma especial a un conjunto de personas que conforman una subpoblación diferenciada. Ante esto no se podía ser indiferente a conmemorar a una importante parte de la sociedad como son los niños.

Aun cuando cada país ha escogido una diferente fecha para dedicárselo a sus niños, se tiene el consenso reconocer como Día Internacional del Niño el 20 de noviembre, fecha cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) aprobó la Declaración de los Derechos de los Niños, instando a los gobernantes a promulgar los derechos de los niños y organizar acciones para favorecer el bienestar social de los mismos.

Algunos aspectos históricos sobre el día del niño

En las primeras décadas del siglo pasado, diversas personalidades del mundo político, intelectual, religioso y social en general, vieron con preocupación la vida desasistida que llevaban muchos niños a nivel mundial. Condición esta que se profundizó de manera particular y se hizo más crítica durante el desarrollo de la Primera Guerra Mundial, cuando entre los años 1914 a 1918 cientos de niños perdieron su familia, quedando sumergidos en la orfandad y en la pobreza material y afectiva.

Fue entonces cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para la época llamada Sociedad de Naciones, empezó a manifestarse sobre las condiciones de abandono en que vivía cantidad de niños a nivel mundial, independientemente de la existencia o no de confrontaciones políticas. Esta posición fue tomando fuerza, hasta que en 1924 Eglantyne Jebb hizo realidad la agrupación “Salvamos los Niños”, por medio de la cual logró en 1959 el reconocimiento por primera vez de una Declaración de los Derechos de los Niños, que busca garantizar condiciones básicas para la vida de los menores.

En fechas posteriores la ONU ha venido actualizando periódicamente diversos aspectos de la Declaración, datando la última en el año 2000, siendo de destacar que en 1989 promulgó la Convención Internacional por los Derechos del Niño.

Significado del día internacional del niño

El Día Internacional del Niño para muchas personas, especialmente en las poblaciones urbanas, es interpretado como un día especial de festividad, para homenajear a los más pequeños, ofreciéndoles regalos y atenciones especiales. Esto indudablemente es aceptado.

Sin embargo, el verdadero significado del Día Internacional del Niño es crear entre los adultos conciencia que los niños constituyen el componente más indefenso de la sociedad y que ese día sirva para destacar y recordar las condiciones de los niños menos afortunados a nivel mundial. Ese día debe servir para dar a conocer los derechos de los menores y hacer ver que de ellos depende al futuro de todas las naciones, razón por la cual se tiene el deber de protegerlos y velar pos sus derechos.

Ese día deberían realizarse jornadas especiales para que la ciudadanía entienda que se continuamente se debe luchar por el bienestar de los niños y sin descuidar el aspecto material, esta lucha debe hacerse por lograr para ellos una educación de calidad, condiciones favorables de afectividad, disfrute de jornadas de descanso y recreación, procurarle condiciones mínimas de higiene que garanticen una buena salud, entre otros aspectos.

Derechos consagrados para los niños

Tratando de lograr una mejor efectividad en defensa de los derechos del niño, la ONU creó el Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para los Niños (UNICEF) y a través del mismo se mantienen durante todo el año campañas continuas en defensa de los derechos de la infancia. Entre estos destacan por de forma general el derecho a una nacionalidad, a la salud, a la educación y a una vivienda digna.

Se debe tener presente que entre los muchos derechos que todo niño tiene, se pueden mencionar de manera sucinta el de nacer de padres sanos y conocer a sus padres, recibir adecuada educación formal e informal, asistir a institutos educacionales adecuados, ser alimentado y atendido por sus padres y en caso de orfandad o condiciones de pobreza debe ser atendido por el Estado, disfrutar actividades deportivas y recreacionales gratuitas y adecuadas para su edad.

¿Por qué se celebra el día del niño?

El Día Internacional del Niño se celebra para destacar durante un día en especial, la importancia que toda la población en general, adultos y niños, necesita ser educada y recibir información sobre la vulnerabilidad que caracteriza a la etapa de formación inicial del ser humano, como lo son los niños.

Los niños tienen la particularidad de demostrar alegría y vitalidad, de estar llenos de ilusiones y dispuestos a buscar nuevos conocimientos, estas condiciones los convierten en seres receptores de amor por parte de los adultos. Sin embargo, estos últimos con frecuencia descuidan la forma adecuada de educar al niño, desentendiéndose de ellos en muchos aspectos.

Por su parte a los niños, desde temprana edad se les debe educar dándoles a conocer sus derechos, pero también enseñándoles sus deberes. Además a aquellos niños que gozan de privilegios se les debe enseñar la existencia de niños que carecen de condiciones básicas para vivir, para que comprendan que no todos pueden disfrutar las ventajas de ser niño y que se tiene la obligación de luchar para que disminuyan tales desigualdades.

Un buen momento para hacer estas jornadas educativas para obtener verdaderos cambios es la vida de infinidad de niños, lo constituye el Día Internacional del Niño.

Celebración del día del niño

El Día Internacional del Niño se celebra cada 20 de noviembre, fecha del aniversario de la Convención Internacional por los Derechos del Niño; no obstante, varios países han adoptado otros días para esta conmemoración.

Es una fecha que permite desarrollar actividades que conlleven a entender la verdadera importancia de ese día.

En países con mayor desarrollo se acostumbra hacer actos especiales en las escuelas, visitas guiadas a museos, asistencia a películas educativas, jornadas de caminatas por la ciudad asistiendo a lugares históricos emblemáticos. En general, la demostración de afecto y amor en ese día se hace obsequiándole a los niños juguetes y golosinas, llevándolos a parques naturales y a parques temáticos, asistir a presentaciones de danzas y juegos recreativos.

Desafortunadamente, se ha desvirtuado el objetivo para el cual fue designado este día, convirtiéndose en una jornada de celebración comercial en la cual la preocupación es el obsequio material, sin importar el verdadero significado que tiene la defensa de los derechos de los niños.