¿Cómo se celebra el día de los Presidentes en Estados Unidos?

En Estados Unidos se da bastante importancia a la conmemoración del nacimiento de los presidentes George Washington  y Abraham Lincoln, primero y decimosexto presidentes de ese país, respectivamente. Inicialmente se quiso recordar al presidente Washington por su importante significado en el desarrollo de la nación, pero dado que el presidente Lincoln también nació en febrero y durante su gestión presidencial hubo importantes aportes en beneficio de la ciudadanía, el homenaje se extendió a ambos personajes.

Es costumbre en Estados Unidos, y la ley así lo establece, que la celebración de fechas festivas nacionales, sea realizada no el día que corresponde, sino que dicho festejo se hace el día lunes o viernes más próximo a la fecha a recordar. En razón a que primero se quiso rendir homenaje al presidente Washington, quien nació el 22 de febrero de 1732, se llegó al acuerdo de festejarlo el tercer lunes de febrero. Habiendo nacido el presidente Lincoln el 12 de febrero de 1809, se convino en unir ambos reconocimientos y hacerlo en la fecha ya establecida. De tal manera que cada tercer lunes de febrero se celebra el Día del Presidente en conmemoración a los nacimientos en ese mes de George Washington y de Abraham Lincoln.

Con el transcurrir el tiempo, la festividad se hizo extensiva en honra a todos los presidentes que han ejercido en Estados Unidos ese cargo.

¿Cómo comienza esta celebración?

Esta celebración tuvo su inicio en los últimos años del siglo XVII, siendo George Washington presidente de Estados Unidos.

De forma espontánea, los ciudadanos el 22 de febrero se reunían con demostraciones de alegría para festejar el cumpleaños de su primer presidente, costumbre que se mantuvo después de su muerte, para rendir tributo a su trabajo como gobernante, quien lideró el ejército que venció a Inglaterra en la guerra de independencia y es considerado Padre de la Patria. Así llegó 1879, año en el cual se dispuso que el 22 de febrero sería un día festivo federal, denominándolo Día del Cumpleaños de Washington.

Tiempo después se intentó cambiar el nombre y la fecha de la festividad con el propósito de también rendir homenaje a Abraham Lincoln, quien como presidente enfrentó situaciones difíciles como el desarrollo de la guerra civil que trajo consecuencias positivas, como la abolición de la esclavitud, por él decretada. La propuesta de cambiar el nombre fue rechazada, aunque se convino en cambiar la fecha de la celebración para el tercer lunes de febrero que es intermedia entre el cumpleaños de los dos presidentes.

Años más tarde se logró cambiar el nombre de la festividad por el de Día del Presidente y a partir de 1971 se le conoce como el Día de los Presidentes ya que se conmemora en homenaje de todos los presidentes de Estados Unidos.

¿Cuál es el significado de la festividad del día de los presidentes?

Los ciudadanos estadounidenses se caracterizan por poseer un fuerte sentimiento de patriotismo, dándole un justa importancia a los acontecimientos que han destacado en su historia y que han llevado al país a ser una nación independiente desde diferentes puntos de vista, como son el político y el económico, entre otros.

Esto ha hecho que para ellos los sucesos históricos que han cambiado positivamente el rumbo del país, sean para ellos motivo de orgullo nacional, que ameritan tenerlos siempre presente y una manera de conseguir esto es manifestarlo públicamente. Por eso para ellos reviste gran importancia festejar fechas  que tengan una connotación histórica.

En Estados Unidos existe un profundo respeto y admiración por las instituciones de la nación, entre ellas la presidencia. Si a esto se añade que durante algunos desempeños presidenciales ocurrieron situaciones o hechos relevantes, la admiración y respeto se hacen extensivos hacia la persona que en el momento ejercía como presidente de la nación.

Este es el caso de los presidentes George Washington  y Abraham Lincoln, quienes desempeñaron papeles importantísimos que favorecieron al país, convirtiéndose en los dos gobernantes más enaltecidos por la ciudadanía.

¿Qué se festeja ese día?

Actualmente el Día de los Presidentes es la fecha que se dedica para homenajear a la actual  máxima autoridad política de la nación, además de intentar honrar a todos los demás presidentes que ha tenido el país.

Sin embargo, el haber hecho extensivo el homenaje a todos los presidentes no tiene la misma aceptación en todos los estados de la Unión, ya que algunos de ellos se resisten a ello, al punto que continúan llamándolo “día del nacimiento de Washington” o “día del nacimiento de Washington y Lincoln”, porque consideran que por su destacada trayectoria se justifica homenajearlos.

Lo más aceptado, tanto por instituciones oficiales como por la ciudadanía, que el pluralizar la denominación de la festividad como Día de los Presidentes obedece al reconocimiento de los dos gobernantes más destacados que ha tenido la nación y que no debe generalizarse a todos los presidentes del país.

Características de la celebración

En 1880 fue cuando oficialmente se celebró por vez primera el Día del Presidente, estando limitada dicha celebración a actos protocolares que tenían lugar en la sede del gobierno federal en Washington, DC.  Años más tarde, se comenzó a realizarse actos en otros organismos federales a nivel del resto de la nación. Durante ese tiempo únicamente se le rendía homenaje al reconocido como Padre de la Patria, a George Washington.

El homenaje a los presidentes se generalizó en la década de los ochenta, cuando diversas instituciones, públicas y privadas, comenzaron a conmemorar la fecha, participando a través de actos cívicos en las escuelas y en las comunidades, haciendo desfiles y discursos.

Las autoridades realizan visitas a los panteones de Washington y Lincoln.  Es común dar lectura a las palabras pronunciadas por George Washington ante el Senado al concluir su mandato presidencial. Así como también, es costumbre la presentación de ofrendas florales en el Lincoln Memorial en Washington, DC, dando lectura al conocido discurso de Gettysburg.

Reseñas destacadas de ambos presidentes

George Washington, al iniciarse la Guerra de Independencia en 1775, fue seleccionado por el Congreso como Comandante en Jefe del Ejército y en medio de diversidades y con escasos soldados, logró en 1781, que las fuerzas británicas se rindieran. Posteriormente, en 1787, dirigió la redacción de la Constitución de Estados Unidos, que una vez aprobada, lo llevó a ser el primer presidente de la nación, la cual ejerció durante dos períodos, desde 1789 a 1797; al final del segundo período se retiró del poder argumentando que tenía el deber, en bien del país, de permitir que otros ejercieran el cargo, creando un precedente para los siguientes presidentes.

A Abraham Lincoln le correspondió dirigir la nación en medio de una crisis constitucional  como fue la Guerra Civil estadounidense, provocada por la separación e independización de Estados Unidos, por parte de algunos estados sureños que constituyeron los Estados Confederados de América. En ese momento se formuló la conocida Proclama de Emancipación que prohibía la esclavitud; ante estas circunstancias, Lincoln promovió una enmienda a la Constitución para legitimizar el fin de la esclavitud, la misma se aprobó en 1865.