Día de la Independencia de Argentina

Cada 9 de Julio  se celebra el día de la Independencia de la Argentina, donde se conmemora  la decisión de los representantes de las Provincias Unidas reunidos en el Congreso de Tucumán, quienes  declararon la Independencia del dominio español. Este congreso se realizó en 1816 en la ciudad de San Miguel de Tucumán; en una casa alquilada cuya propietaria era Francisca Bazán de Laguna, que hoy día es un Monumento Histórico Nacional.

El Congreso de Tucumán se instaló el 24 de marzo de 1816  y duro hasta el 16 de enero de 1817, con la presencia de 33 diputados, representantes de las provincias de Buenos Aires, Tucumán, Salta, San Juan, Mendoza, San Luis, La Rioja, Catamarca, Córdoba, Jujuy y Santiago del Estero. Además, de diputados que venían de regiones que hoy pertenecen a la República de Bolivia, como Charcas, Chichas y Mizque. Por otra parte, hubo provincias que no asistieron al Congreso porque estaban enfrentadas con Buenos Aires: Entre Ríos, Corrientes y Santa Fé. Estas Provincias formaban la Liga de los Pueblos Libres junto con la Banda Oriental, bajo la jefatura del Gral. José Gervasio Artigas.

Este congreso duró varios meses y Pedro Ignacio de Castro Barros, fue uno de los presidentes del Congreso durante esos meses trascendentales. Durante esta trascendental reunión se discutieron distintos temas como los recursos económicos para el ejército Libertador, la acuñación de una nueva moneda, demarcación del límite provincial, la declaración de la independencia y la organización de las fuerzas militares, de esta forma se definió lo que sería la República Argentina.

Declaración de la Independencia

Los movimientos independentistas de América del Sur pretendían romper el vínculo colonial con España y obtener mayor participación y autonomía política y económica de los pueblos americanos sobre su propio destino. En el virreinato de Rio de la Plata el camino hacia la independencia se inició  luego de la revolución del 25 de mayo de 1810 y la Declaración de la Independencia se proclama el 9 de julio de 1816 en el Congreso en Tucumán.

En este Congreso se apoyan los planes libertadores de San Martin y se entiende la importancia de declarar la independencia de las Provincias del Virreinato del Rio de la Plata, para llevar a cabo la ofensiva militar que libertaria del yugo español a otras regiones del continente, como Chile y Perú.

El 9 de julio de 1816 tras largas horas de debate, el presidente Narciso Francisco Laprida le pregunta a los diputados allí reunidos: «Queréis que las provincias de la Unión sean una nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli»: a lo cual ellos contestaron que sí y se elaboró el “Acta de la Independencia” en la cual se lee en uno de sus fragmentos:

«Es voluntad unánime e indubitable de estas Provincias, romper los violentos vínculos que los ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojados, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli»

Posteriormente, el 19 de julio se le añadió «y toda otra dominación extranjera». Con este documento se expresa la voluntad de ser una nación libre y emancipada de España y fue firmada por 29 de los diputados presentes.

Además del acta de independencia, se destaca por haber logrado la constitución argentina de 1819.

Con el Congreso de Tucumán se logró la declaración de la Independencia de un nuevo país: Argentina, la organización definitiva del proyecto libertario de José de San Martin que permitió el triunfo no solo de las Provincias Unidas sino la libertad de Chile y Perú, así como haber logrado esbozar la constitución de argentina de 1819. Este fue un acto libre, soberano y colectivo que permitió la emancipación y la libertad del pueblo argentino.

Celebración del 9 de Julio

El 9 de julio de cada año se celebra el Día de la Independencia de Argentina, siendo un día festivo y de asueto para la ciudadanía que se celebra en todo el país.  Tradicionalmente el acto oficial principal  se celebra en la ciudad de Tucumán con la presencia del presidente de turno y se realiza un desfile cívico-militar. Previo al desfile es usual una ceremonia religiosa en Tucumán o en la Catedral de Buenos Aires.

Los desfiles cívico-militares son realizados para que participe la ciudadanía. En las escuelas y en las plazas públicas se realizan actos concernientes a este hecho histórico y los niños se disfrazan de personajes típicos de la época.

Como es un día de asueto las familias lo celebran preparando comidas típicas como las empanadas, bollos, chocolate caliente y el locro o asado.