Día de la comunidad de Castilla de León

La Comunidad Autónoma de Castilla de León es la de mayor extensión de la península Ibérica y está conformada por nueve provincias: Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora. Se caracteriza por ser poseedora de una gran diversidad geográfica constando con regiones cordilleranas, llanuras, montañas boscosas y zonas de pastoreo.

El 25 de febrero de 1983 fue creada la Comunidad Autónoma de Castilla de León tras la unión de dos importantes regiones: Castilla la Vieja y León. En conjunto conforma un territorio con alto contenido histórico, grandes muestras de arte y cultura, una rica gastronomía, con una naturaleza poco intervenida portadora de diversos Parques Naturales.

Se caracteriza por ser durante todo el año tierra de fiestas populares, indicativo de un muy variado contenido de costumbres tradicionales de orígenes muy antiguos.

Día de Castilla de León

El día oficial festivo para esta Comunidad Autónoma es el 23 de abril, fecha escogida y aprobada en el año 1986, aun cuando el Estatuto de Autonomía de la Comunidad fue aprobado en 1983. En el año 1986, la Junta de Castilla de León resolvió establecer legalmente como Día de la Comunidad el 23 de abril, tomando en consideración la conmemoración de la Batalla de Villalar, importante y decisiva gesta militar que tuvo lugar durante la Guerra de las Comunidades de Castilla.

Tanto para las autoridades como para los ciudadanos de Castilla de León, la conmemoración de esta fecha tiene como objetivo rendir homenaje a los antepasados y tener presente la razón de lucha de los Comuneros quienes buscaban mejorar existenciales de los pobladores.

Además; además, habían ido adquiriendo bastante popularidad las festividades regionales que se realizan en Villalar de los Comuneros, en la Provincia de Valladolid, que es el lugar central de las celebraciones.

Tanto para el pueblo castellano como para el leonés, el Día de Castilla de León es una fecha bastante importante que se mantiene tradicionalmente como remembranza colectiva, sintiéndose orgullosos del importante papel que desempeñaron quienes lucharon por el progreso y avance de las regiones en búsqueda de libertad e independencia de las provincias.

Algo de historia

El desenlace de la Batalla de Villalar tuvo su origen en la conocida revuelta comunera, movimiento emancipador motivado por dos diferentes aspectos: uno político y otro social.

El aspecto político estuvo determinado por el rechazo evidente hacia el Rey Carlos I, a quienes tanto Castilla como León consideraban ajeno a sus idiosincrasias, quien anteponía los intereses de sus coterráneos flamencos ante los de los habitantes de Castilla y de León, llegando los primeros a ocupar los cargos más importantes en la administración gubernamental.

El componente social luce un poco más complejo porque tiene muy variados intervinientes que tomaron como punto de partida el evidente rechazo hacia el joven monarca para tratar de proteger sus derechos particulares. La alta nobleza, la nobleza media, la clase media, los burgueses y los comerciantes se enfrentaron a las decisiones reales pero además pugnaban entre ellos.

Se produjo un descontento general y en Toledo se dio inicio a un levantamiento popular que se extendió por toda la región urbana de Castilla. Los sublevados, reunidos en Ávila constituyeron la denominada “Junta Santa” a través de la cual presentaron sus reclamaciones ante el rey, éste en respuesta atacó con la caballería oficial a los comuneros, integrados por labriegos y artesanos, causando la muerte de muchos de estos e hizo prisioneros a tres de los principales guías de los comuneros, que fueron condenados muerte después de un juicio sumario.

Antecedentes de la Comunidad Autónoma de Castilla y León

En al año 1230 se produjo la unión de los reinados de León y de Castilla. Para ese entonces, León estaba formado por las regiones de Asturias, Extremadura, Galicia y León; mientras que a Castilla la formaban la Vieja Castilla y Castilla de la Mancha.

A pesar de las dificultades que se presentan en todo proceso de integración, tanto Castilla como León se han destacado por el respeto, la convivencia mutua y la capacidad de diálogo que han mostrado ante tanta diversidad que caracteriza a ambos pueblos; han logrado así, de manera llegar a una vivencia intercultural exitosa en beneficio de la democracia, desenvolviéndose con justicia, libertad y paz.

Castilla de León en la actualidad

Esta Comunidad Autónoma se caracteriza por disfrutar de una verdadera convivencia, que les permite ser respetuosos y garantizar la pluralidad de ideas de todos quienes la integran.

La bien llevada integración entre dos comunidades aparentemente tan disímiles ha aportado conocimientos y experiencias para la consolidación de España como nación, al ser ejemplo de practicar el respeto mutuo y el diálogo en bien de sus pobladores.

Celebración del Día de la comunidad de Castilla y de León

En Villalar, a partir del día 22 de abril en horas de la noche comienza la celebración con la actuación de grupos musicales en lugares abiertos al aire libre, transcurriendo así toda la noche.

Al amanecer el día 23, los actos se centran en rendir homenaje a los comuneros, dirigiéndose tanto los representantes gubernamentales como el pueblo al sitio donde está colocada un monolito en honor a los comuneros. Allí se presentan ofrendas florales y se ofrecen discursos referentes a la fecha.

En el trascurso día se continúan distintas actividades oficiales y políticas, alternando con presentaciones de cuerpos de baile, actividades deportivas y presentaciones de música típica. Además se hacen exposiciones, teatros y venta de productos gastronómicos.

En los últimos años por decisión oficial se decidió que la celebración adquiriera un carácter itinerante, razón por la cual cada año la festividad más importante se hace en una región diferente, dándole una connotación más regionalista de acuerdo al sitio donde se haga la conmemoración.

Pero aun así, sigue siendo Villalar, el centro y razón de ser de esta celebración.