Día de la Comunidad de Aragón

Oficialmente conocido como el Día de Aragón, se celebre el 23 de Abril de cada año, en honor al santo patrón del Reino de Aragón San Jorge. Su popularidad se ha convertido en todo un Día Nacional de Aragón, del Orgullo Aragonés y todo lo que representa Aragón.

Un poco de historia

El día de Aragón es celebrado en homenaje al Santo San Jorge y cuya festividad fue declarada por las cortes de Aragón en 1461. La relación entre Aragón y San Jorge, comienza desde 1096 en la reconquista de la ciudad de Huesca  en la batalla de Alcoraz, gracias a la ayuda prestada por este santo al Rey Pedro I de Aragón. San Jorge fué decapitado frente a las Murallas de Nicomedia, un 23 de abril. Por eso la fecha del Día de Aragón. Desde 1461 todos los años se celebra esta festividad en la Comunidad Autónoma de Aragón. El 16 de abril de 1984 la celebración fue elevada al rango de Ley. Desde entonces es conmemorada como un día festivo en todo el territorio aragonés.

¿Quién es San Jorge?

San Jorge también conocido como «Gran Mártir», según algunos historiadores, fue un soldado romano que sufrió las más terribles torturas después de confesarse seguidor de la fe cristiana. A fines del primer milenio comenzó a ganar popularidad gracias a  una leyenda según la cual tuvo que enfrentar a un temible dragón para salvar la vida de una doncella. Leyenda, mito o habladurías de camino, lo que sí está verificado documentalmente es que San Jorge fue decapitado frente a las Murallas de Nicomedia, un 23 de abril. Por eso la fecha del Día de Aragón es precisamente esa: el 23 de abril. Cabe resaltar que San Jorge es objeto de veneración desde el siglo IV hasta la actualidad.

¿Quiénes celebran?

Durante este día se realizan en las diferentes provincias de la comunidad de Aragón, actos institucionales en las tres capitales de provincia aragonesas, Zaragoza, Huesca y Teruel. Muchos municipios aragoneses realizan todo tipo de actuaciones musicales y culturales para conmemorar este día.

¿Cómo lo celebran?

Por ser el día de Aragón una fecha declarada festiva y fundamentada en la Ley el 16 de Abril de 1984, Muchas personas durante este día engalanan los balcones de sus casas con la bandera de Aragón, así como degustar postres tradicionales y autóctonos de estas provincias aragonesas, como lo es  “El Lanzon” que está elaborado con turrón de jijona y nata. Cada municipio de la comunidad es autónomo en sus celebraciones.

En las calles de muchas ciudades y poblaciones aragonesas se hacen todo tipo de actuaciones musicales y culturales predominando bailes típicos de esta región del norte como son: Baile de Mayordomos: este baile representa el traspaso de las responsabilidades de los mayordomos (es decir, los hombres y las mujeres que organizaban la fiesta) al final de la fiesta, entre los que habían ejercido ese año y los que lo serían el año siguiente. El traspaso se realiza simbólicamente con ramos de flores (los mozos) y panes (las mozas), curiosamente, casi siempre entre danzantes del mismo sexo: los mozos a otros mozos y las mozas a otras mozas.

El Baile de la Jota Aragonesa que consiste en la expresión a través del baile (bailadores), el canto (cantadores) y la interpretación instrumental, compuesta por una rondalla en la que participan fundamentalmente de la fama de que goza como género emblemático del folklore aragonés. Anualmente destacan otras actividades tales como:

Zaragoza: En la plaza Aragón, junto a la estatua de Juan de Lanuza, se realiza una composición floral de la bandera de Aragón. Este día también es la entrega de los “Premios Aragón” a las figuras y personalidades destacadas de la región.

Huesca: Se festeja este día en los alrededores del cerro de San Jorge, un gran pinar situado a las afueras de la ciudad.

Teruel: Vencimiento del dragón en Alcañiz y la representación de la leyenda de San Jorge en Ariño. Es realizado mediantes representaciones escénicas que por lo general están a cargo de las instituciones educativas y grupos de teatro de la zona.

Cabe resaltar que esta celebración en los últimos años ha logrado reunir miles de europeos y de otras latitudes, aprovechando estos conglomerados para realizar manifestaciones y exigir mayor auto gobierno o más competencias para Aragón.