Día de Juan de Santamaría

El Día de Juan Santamaría es una celebración muy especial ya que se conmemora como fiesta nacional los eventos suscitados el 11 de abril de 1856. Esta historia es la de un valeroso joven y el sacrificio que hizo frente a las fuerzas invasoras que atacaban su país. Este recuerdo vive en la mente y los corazones de todos los costarricenses (ticos) y resuena como un símbolo de su identidad nacional.

Juan de Santamaría nace en el año 1831, en la localidad de Alajuela, hijo único de Manuela Santamaría, se caracterizaba por ser un joven, humilde, valiente, alegre, trabajador y muy temerario. Es así como se enfila en las tropas del valeroso General José María Cañas de ascendencia salvadoreña. Tamborilero de vocación, marcaba el paso de los campesinos que integraban las tropas alajuelenses. Pasó a la historia al convertirse en el héroe nacional de la campaña de 1856 estando presente en decisivas batallas, las cuales le dieron la victoria a los ticos frente a las fuerzas invasoras norteamericanas aquel 11 de abril.

Juan de Santamaría se ofreció como voluntario para quemar el albergue de las fuerzas invasoras de William Walker en un intento miserable de convertir a América Central en una república esclava. Solo le pidió a los otros soldados que alguno se encargara de su madre si llegase a morir mientras consumaba su misión de incendiar el cuartel general del enemigo en Rivas.

Muchos de sus compañeros habían fallado al intentar esta proeza y este joven con determinación lo pudo realizar. Sin embargo, lamentablemente murió a causa de sus heridas pero pudo cumplir su misión de incendiar el mesón de guerra o el albergue enemigo, lo que le valió la victoria a Costa Rica. Muere ese mismo día, el 11 de abril de 1856 a la edad de 25 años.

Hoy día las personas que visitan Costa Rica tienen la oportunidad  de observar su estatua en el Parque Juan Santamaría en Alajuela y de igual manera antes del Congreso en San José. Los turistas que entran al país por el aeropuerto internacional de Alajuela, se topan con su nombre de entrada ya que el aeropuerto lleva su nombre en su honor.

Antecedentes históricos

En el año 1856 el entonces presidente de Costa Rica Juan Rafael Mora, le declaró la guerra a William Walker, un aventurero estadounidense que arribó a Nicaragua en el año 1855 y que rápidamente extendió sus dominios. Walker proyectaba ensanchar sus señoríos a toda América Central para convertirla en un imperio esclavista. Luego de la Batalla de Santa Rosa, que se consumó el 20 de marzo de 1856 y ganada por los costarricenses, el ejército tico siguió su avanzada hasta Nicaragua.

El 11 de abril de 1856 los costarricenses y filibusteros se enfrentan en Rivas, Nicaragua. Esta batalla fue cruenta y muy dura, dando como resultado muchas bajas en el ejército costarricense. Tanto así, que el único cañón que tenían los nacionales fue despojado por los usurpadores y utilizado en su contra para aniquilar a sus soldados. En ese instante, la opción que surgió como recurso fue la quema del Mesón de Guerra, un caserón en la que se habían instalado los filibusteros. Para esa desafiante labor el tamborilero Juan Santamaria se ofreció y cuya valerosa acción fue tan trascendental que le causó la victoria a Costa Rica.

Este acto favoreció a los ticos para que lograran obtener la victoria, pero al mismo tiempo costó el derramamiento de mucha sangre entre la que cuenta la de este reconocido héroe nacional. Aunque el acto de heroísmo de Juan de Santamaría era un asunto del conocimiento de todos, no fue sino hasta 1891 cuando se le empezó a dar visos de héroe nacional costarricense. Para muchos, Juan Santamaría simboliza un vivo ejemplo de lucha nacional en la figura de un joven de orígenes humildes listo para dar su vida por la emancipación de su país.

Un gran día de fiesta nacional

El Día de Juan de Santamaría se celebra con una gran fiesta nacional, con espectáculos especiales que incluyen rodeos y festivales para honrar su memoria. Juan de Santamaría se convirtió de ser un simple jovencito a un héroe inverosímil cuando consiguió salvar a su país de la esclavitud en un gran acto de temeridad.

Los días previos al 11 de abril se celebran con bailes, desfiles, conciertos y bandas de música en todo el país. Sin embargo, las festividades se concentran más específicamente en la ciudad de Alajuela de donde era oriundo Juan Santamaría. Son muchas las maneras que los ticos celebran el Día de Juan de Santamaría, es así que destacan las comidas tradicionales disfrutadas en programas especiales y los bailes con conjuntos musicales. Al visitar Costa Rica en este día se llegará a entenderse el significado verdadero del Día de Juan de Santamaría.

Es un día que enaltece el heroísmo patrio en honor  al bravo soldado que inmoló su vida en la lucha contra el enemigo que los pretendía invadir. Este día, es un día feriado en Costa Rica y no solo se recuerda a este gran soldado sino a muchos hombres y mártires que pasaron a las páginas de la historia llenos de gloria y honor.

Las festividades por doquier dan fe que el noble pueblo de Costa Rica recuerda con especial respeto a este héroe nacional, orgullo de las tierras alajuelenses. Por esta razón las conmemoraciones no son solo públicas sino también individuales, ya que cada tico atesora en su alma y corazón este gran episodio de la historia patria, colmado de ejemplo, fe y perseverancia.

Juan Santamaría encarna al humilde pueblerino y joven guerrero que está en la piel de cada uno de sus coterráneos. Él no es solamente un ejemplo de valentía y determinación sino es un ejemplo de coraje y gallardía, aquella gallardía que sin importar su propia vida no lo desenfoca de sus nobles deseos. Su visión fue más allá de lo que quizás él pudo observar y sentir. Hoy día todos los costarricenses sienten especial agrado al recordarlo, porque gracias a este joven guerrero pueden decir que sus tierras gozan de libertad para siempre. Su emancipación hace muchos años dejó de ser una meta para convertirse en una gran realidad.